Conviértete en un profesional de la fotografía


Una carrera como fotógrafo puede ser una vía emocionante para la expresión creativa, sin embargo, también es una profesión técnicamente exigente, como la del cerrajero, para la cual debes tener cierta formación y compromiso.

Con la llegada de la fotografía digital, se ha hecho más fácil convertirse en fotógrafo.  Puedes comprar una cámara y algunos equipos, y aprender fotografía de una multitud de cursos de fotografía gratuitos en línea, practicar tus habilidades fotográficas, encontrar un nicho en el que pueda concentrarse.

Algunos pasos básicos

  1. Arma tu equipo. Si bien necesitas un equipo adecuado para capturar imágenes de alta calidad, no es necesario como principiante excederte en equipos muy sofisticados comienza con lo básico, que hasta puede equipo de segunda mano, pero en buenas condiciones.

Incluso, podrías encontrar equipos totalmente nuevos, pero que al ser un poco más antiguos, los podrás encontrar con descuento.

Los diferentes botones y perillas de la cámara pueden resultar abrumadores; lo importante es dar el primer paso de todos modos.

Busca el manual de tu cámara y guárdalo en tu bolso para consultarlo fácilmente, o descarga la versión PDF en tu móvil para fácil acceso. Busca algunos términos básicos como composición y exposición. Revisa tus fotos antiguas, o las de un fotógrafo al que admires y toma nota de lo que te gusta o no.  Comienza a seguir blogs especializados o haz un curso para principiantes, presencial o en línea.

 

  1. Compra una cámara réflex digital decente para comenzar como fotógrafo profesional. Asegúrate de comprar el equipo adecuado según el tipo de fotografía que quieres lograr. La compra de lentes es siempre un área en la que la gente tiende a gastar mucho; elije tus lentes con cuidado para que puedan servirte para la mayoría de tus fotografías.

También trata de invertir en hardware y software adecuados para la posproducción. Un monitor calibrado y el software de edición adecuados son imprescindibles.

  1. Toma muchas fotos y luego toma algunas más. No necesitas esperar hasta conocer la diferencia entre la velocidad de obturación y la configuración de apertura de la cámara antes de comenzar a capturar imágenes. Con el tiempo saldrás del modo automático. Incluso disparar en modo automático puede ayudarte a practicar algunas cosas, como el tiempo, por ejemplo, y la composición (que es lo que deja dentro y lo que deja fuera de la foto).

En realidad, es solo a través de grandes cantidades de prueba y error que comenzarás a mejorar, así que continúa tomando fotos y cada vez que lo hagas analiza las fotografías y señala lo que te gusta o no.

  1. Conoce la Luz: La luz es el secreto para tomar fotos increíbles. Para dominar la iluminación, debes aprender a disparar en cualquier escenario de iluminación. ¿Cómo disparas con el sol detrás del sujeto y no terminas con una silueta? ¿Cómo usas intencionalmente la retroiluminación para crear una silueta?

Además de aprender a disparar dondequiera que esté el sol debes aprender a manipular la luz con flash.

  1. Enfócate. Toda fotografía necesita un punto focal, los fotógrafos también. Debes definir qué tipo de fotografía ofrecerás. Desde la fotografía de bodas hasta la fotografía de productos, hay muchos caminos diferentes para elegir. Empiece con lo que te encanta hacer: tal vez te guste fotografiar deportes o tengas debilidad por los bebés o los animales.

Cualquiera sea el camino que tomes, jamás dejes de seguir tomando fotografías, la práctica hace al maestro.