Necesidad de Espontaneidad

images (8)Pretender ser fotógrafos profesionales está de moda. La disposición de equipos electrónicos con esta capacidad ha hecho que se afloren estas habilidades en las personas.

Las redes sociales se han saturado de fotografías de todo tipo, la mayoría con contenido que pretende emitir espontaneidad, pero que son sobre actuadas. Cualidad sencillez que poseían las fotografías hace un tiempo atrás.

Las fotos con un amplio paisaje aparte de las personas que posan, han variado para destacarse solo las características faciales muy similares una y otra vez de los usuarios.

Los equipos fotográficos actuales de aficionados, disminuyo el nivele de timidez de las personas, pero se dejo atrás la integración de otros elementos que destacaban la belleza de un momento.

Lo que siempre prevalece es la necesidad por preservar recuerdos, que mas buenos momentos pueden rayar en el egocentrismo. Lo que otorga la verdadera fotografía es arte, es la belleza de un momento, y emite en esa imagen lo que se puede llegar a sentir en ese instante.

Tendencia a lo fingido (perdida de la intimidad)

La fotografía que realizan los aficionados como parte comunicar sus actividades diarias, no se puede llamar fotografía espontanea. Aunque es posible que se puedan dar las condiciones para que surja una oportunidad de obtener una de ella.

Por medio de esta práctica excesiva de fotografiar lo que sucede a su alrededor, la sociedad pierde cada vez más la intimidad y se convierte en un riesgo en sus seguridad. No es una exageración afirmar esto.

Se dejan patrones de rutinas, lugares frecuentados, características de las viviendas datos personales, que los delincuentes o criminales usan para contactar por medio de las redes sociales. Ni el cerrajero profesional más audaz podrá blindar una casa ante los posibles ataques de robos si la verdadera vulnerabilidad esta en el foco de sus cámaras.

No hay cerrajería infranqueable para tal herramienta más que el sentido común, para evitar el exceso de información o la edición de imagines de elementos que pueden vulnerarnos ante el mundo.

Captación de emociones reales

Un buen fotógrafo aprovecha la expresión no fingida de su objeto de arte. Alguien que es espontaneo, un instante único de un paisaje, las ocurrencias de los animales, una situación difícil que comunicar.

¡Las buenas fotos que salen de la casualidad! Hay que recordar que la fotografía es una forma de arte y lo que debe generar son obras artísticas de relevancia, para llevar al mundo un mensaje destacable.

¿Naturaleza o personas?

La preferencia de que es lo que se dispara con el lente de una cámara, no hace más o menos una fotografía de calidad. La fotografía tiene elementos a los que debe regirse para obtener los mejores resultados.

Una buena fotografía puede ser una casualidad, pero la calidad para captar el momento no es un azar. Muchas personas prefieren contemplar fotografías de paisajes naturales inhóspitos, o encuentran una gran belleza en la cotidianidad de su entorno.

No importa a lo que va dirigido el lente si el resultado al observarla luego, refleja en lo posible lo que se vivió en ese instante, o ¿de qué sirve perpetuar un momento si no transmite nada a quien lo mira?.