Violación de la privacidad

Cuando se toman fotografías debemos establecer los límites entre lo que es legal y lo que no. Muchas veces, en nuestro afán por tomar una buena foto traspasamos ese límite y haceos de nuestras acciones algo ilegal.

Tomar foto es una actividad libre, nadie puede negarle a otra persona que vea hacia un sitio determinado y que tome una foto, pero está en cada uno de nosotros ser conscientes de lo que está bien o lo que está mal. Por ejemplo, los fotógrafos de farándula están caracterizados por violar la privacidad de todo aquella a quien retrata, de hecho, areciera que ese es el trabajo que más le da dinero. Se aprovechan de situaciones muy íntimas de las personas para toar una foto.

Es tanto el abuso de este tipo de fotografía que deja de ser un problema de intimidad y se convierte en un problema de seguridad, un problema para el cual muchas veces se llaman a cerrajeros urgentes granollers y otros expertos de seguridad.

Es necesario recordar ahora que hablamos de seguridad, esto que le dije anteriormente: nadie puede decirle a alguien no vea hacia algún sitio, peor sí que se puede establecer una barrera para que no tenga acceso a lo que no se quiere fotografiar. Es por esto que vemos que las casas y edificios que no quieren ser fotografiados están resguardados con cámaras de seguridad y elementos de protección instalados por cerrajeros urgentes sant cugat  profesionales, en aras de que se pueda asegurar la libertad a la privacidad.

Claro está. Muchas veces, sobre todo en los caso de los reporteros de farándula, se Core el riesgo y se intenta traspasar la propiedad privada. Por supuesto, una vez que se establece un perímetro de seguridad y que se decreta propiedad privada, el contenido de la fotografía se hace ilegal y quien es  víctima de violación puede interponer una demanda o simplemente hacerse con el contenido de la cámara.

La fotografía, cuando respete los límites de lo legal, es una expresión artística muy interesante y gustada en el mundo entero, pero no podemos negar que existe gente que insiste en violar lo establecido en la ley y en el sentido común para tomar una foto. Yo supongo que a un fotógrafo de la farándula se le debe pagar muy bien por las fotos exclusivas de la vida privada de un artista cualquiera, de otra manera nunca entendería porque tomarían el riesgo.

De igual manera, todo depende de la base moral de cada uno de nosotros pues yo, por mi parte, no trataría de violar la intimidad de alguien adrede, solo para ganarme unos cuantos dólares.

La fotografía es una expresión del arte y por tanto debe ser libre, mas no libertina.